El Ritmo

 

Portada original de "Motorcyclist", #72 de noviembre de 1991

Muchos de vosotros ya conoceréis este fantástico artículo que en su día escribió Nick Ienatsch, ex-colaborador de Motorcyclist Magazine.

Es una filosofía de conducción de motocicleta en carretera que personalmente encuentro más que acertada, habiéndose convertido en mi propia manera de conducir la mayor parte del tiempo que paso sobre mi moto. Difícilmente se puede mejorar este planteamiento en salidas moteras por carretera. Al menos, yo no he encontrado la forma.

Curiosamente, leyendo el original en la revista Motorcyclist, me he dado cuenta que en la traducción al español que solemos manejar por aquí faltaba el último apartado (Relájate y muévela), tan bueno como el resto del artículo, por lo que lo he traducido e incluido en esta entrada, así ya tenemos el artículo completo.

Sin más, os reproduzco el artículo recomendándoos su lectura. No tiene desperdicio:

El Ritmo. Distinguiendo la calle del circuito, la conducción del pilotaje. Por Nick Ienatsch.

La competición implica velocidad, concentración y disposición; los resultados de un error son normalmente catastróficos dado que hay poco espacio para el error cuando pilotas al 100%.

La conducción en carretera abierta es menos intensa y lejana del límite absoluto, pero dado que las circunstancias que la rodean son menos controlables, los errores y el exceso de agresividad pueden ser igual de catastróficos. Muchos carbonillas han abandonado la conducción en carretera. “Demasiado peligroso, demasiadas variables y demasiado fácil el dejarse llevar por la velocidad” dicen los especialistas de circuito. Los carbonillas con exceso de adrenalina suelen terminar conduciendo en carretera abierta igual que lo harían en circuito, y no es causa de sorpresa que sean cazados por la policía, las leyes de la física y la fría y dura realidad de un entorno no acondicionado para el pilotaje de “décimas de segundo”. Pero como muchos de nosotros sabemos, un tranquilo paseo por una de nuestras carreteras favoritas puede ser una de las mejores maneras de pasar unas horas libres con la moto que amamos. Y esas pocas horas se disfrutan mejor conduciendo a El Ritmo.

Un año después de unirme a la plantilla de Motorcyclist en 1984, contrataron a Mitch Boehm. Seis meses después, tuvo lugar el nacimiento de El Ritmo y lo perfeccionamos durante los siguientes meses de pruebas en carretera y salidas de fin de semana. Ahora El Ritmo es parte de mi vida y una parte de la vida del grupo del domingo por la mañana con el que salgo. El Ritmo es una técnica de conducción en carretera abierta que no sólo mantiene a los moteros vivos, sino también intensamente entretenidos.

El Ritmo.

El Ritmo enfatiza el control de la moto y atenúa la velocidad pura. Acelerar a fondo y frenar en el último instante no son parte del programa de actividades, eliminando de forma efectiva los dos principales peligros presentes en accidentes individuales de motos en conducción deportiva. La inercia de paso por curva es en nombre del nuevo juego, indicaciones contundentes al manillar para colocar la moto correctamente a la entrada de la curva, sujetar fuerte y meterla sin perder tiempo ni metros. Como el acelerador no estaba a tope a la salida de la última curva, la siguiente no requiere mucho freno, si es que requiere algo. No es inusual salir una mañana y no ver una sola luz de freno encendiéndose.

Si hace falta frenar, se aprieta la maneta del freno delantero de forma suave, rápida y con un cierto nivel de presión para adecuar la velocidad de entrada en la curva en el menor tiempo posible. Entrar en la curva frenando es incrementar las opciones de salirse de la carretera y una clara confesión de que estás yendo demasiado fuerte y no consigues ponerte a la velocidad correcta para la curva con suficiente antelación porque has mantenido el gas abierto demasiado tiempo.

Conducir a El Ritmo te hace depender menos del acelerador y los frenos (los elementos de los que más fácilmente se abusa) y te permite incrementar tu habilidad para juzgar la velocidad correcta de paso por curva, lo cual es el aspecto más divertido de la conducción por carretera abierta.

Tu carril es tu límite.

Cruzar la línea central en cualquier momento, excepto durante una maniobra de adelantamiento, es intolerable y otro signo de que estas yendo demasiado fuerte para mantenerte con el grupo. Incluso cuando tengas total visibilidad en una de izquierdas, mantente a la derecha de la raya central. Mantenerse a la derecha de la raya es más exigente que simplemente cortar cada curva y cuando todo el grupo acepta esta práctica inteligente, la tentación de engañar se elimina por la presión del resto del grupo y por la lógica. Aunque la conducción en carretera abierta no debe describirse en términos de competición, puedes pensar que tu carril es la pista. Dejar tu carril es aumentar las posibilidades de un accidente.

El control total de la moto hace que uses cada centímetro del carril si las circunstancias lo permiten. En curvas con total visibilidad y sin tráfico en contra, entra por el extremo abierto de la curva, tira la moto relativamente tarde hacia el interior para retrasar el vértice del interior y acelera para salir, rozando el extremo de la salida a medida que la moto se levanta.

Usa el manillar de manera contundente pero suave para minimizar el tiempo de transición; no te tires a cuchillo porque el chasis flexará y podrá sacarte de la línea correcta. Dado que no has apurado la frenada, podrás abrir gas más rápido, antes del vértice, estabilizando la moto y preparándola para la salida.

Con mucha frecuencia, las circunstancias no permiten la utilización completa del carril de raya exterior a raya central y de vuelta. Curvas sin visibilidad, tráfico en contra, gravilla y porquería son algunos de los criterios que exigen una conducción más conservadora, así que déjate un margen de 30 a 50 centímetros para el error, especialmente en el lado izquierdo donde el tráfico en contra puede resultar fatal. Simplemente haz más estrecha la entrada de las curvas ciegas de derechas y fija el vértice de las curvas ciegas de izquierdas uno par o tres de decímetros dentro de tu carril de forma que puedas evitar tráfico en contra que no hayas visto y pueda estar pisando la raya central. Dado que estas conduciendo a El Ritmo y no al límite, el control que has de mantener en la entrada de las curvas te da un tiempo extra para poder escapar de gravilla o porquería inesperada; de forma general, el sitio por donde pasaría la rueda exterior (a la curva) de un coche es el sitio más limpio en una curva con suciedad ya que el peso del coche se desplaza a dicha rueda, limpiando mas porquería a su paso: busca ésa línea.

Un buen guía, seguidores deseosos.

La carretera no es un entorno de competición, y hace falta humildad, autoconfianza, y autocontrol para mantenerlo así. El guía marca el ritmo y busca en sus espejos síntomas de apuro en los que le siguen, demasiada distancia entre motos en las rectas, cruzar la raya central y descolgarse de la moto en las curvas. Si el guía se quiere apartar, simplemente reduce su velocidad en recta ligeramente, pero continúa disfrutando de las curvas, cerrando la formación pero sin perder nada de diversión.

El pequeño grupo de tres o cuatro con el que salgo es tan homogéneo que el ritmo es prácticamente idéntico independientemente de quien guíe. El guía cambia de vez en cuando mediante un signo con la mano, pero nunca hay un cambio de guía porque el ego de alguno asome por la manga derecha. No te equivoques, la conducción es entretenida y rápida (en las curvas). Cualquiera con un buen brazo derecho puede pasar el cuchillo en las rectas; pero es la habilidad en las curvas lo que hace posible El Ritmo.

Las distancias entre motos son relativamente amplias, y las rectas, pasadas a una velocidad moderada, son la oportunidad perfecta para ajustar los espacios. Mantener una buena distancia sirve para varios propósitos, además de ser más seguro. Minimizas el riesgo de comerte las piedrecitas que saltan y la policía tendrá menos motivos para pensar que se está desarrollando una carrera.

El estilo de El Ritmo de no descolgarse de la moto en las curvas también reduce la apariencia de estar empujando demasiado fuerte y añade un grado de madurez y sensibilidad a los ojos del resto de conductores y de los agentes de la ley. Indudablemente es un reto pasar por curvas mientras permaneces perfectamente sentado en la moto.

El adoctrinamiento de los nuevos pilotos lleva un tiempo ya que El Ritmo lleva a desarrollar pasos por curva realmente rápidos y los novatos quieren enroscar el acelerador a la salida para recuperar lo que han perdido en la entrada de las curvas. Nuestro grupo reduce la velocidad drásticamente cuando un nuevo conductor se une al grupo dado que debido a la técnica de velocidad moderada en rectas y no utilización de los frenos puede llevar al no experto a entrar en una curva demasiado rápido, creando las condiciones perfectas para el accidente más común. Con un conductor nuevo aprendiendo El Ritmo detrás tuyo, toca el freno con suficiente antelación a la curva para alertarle y asegúrate que entiende que no hay ninguna presión por mantenerse con el grupo.

Hay comunicación constante mientras se rueda a El Ritmo. Un pie fuera de la estribera indica porquería o gravilla en la carretera y una indicación de reducir la velocidad o de un giro se señala con el brazo izquierdo con suficiente antelación. La señalización de giros se usa para cambios de carreteras y para los adelantamientos, o una señal con la mano izquierda para agradecer a los enlatados que se apartan a la derecha para facilitar el adelantamiento. Dado que no has de mantener una sujeción tan firme del manillar, la mano izquierda también está libre para saludar a los moteros que circulan en dirección opuesta, una cortesía que nos gustaría que se mantuviese. Si te vas haciendo a la idea de que El Ritmo es una forma relajada y no competitiva de salir con tu grupo, lo has entendido bien.

Relájate y muévela.

Prefiero pasar un domingo en las montañas conduciendo a El Ritmo que un domingo en circuito, así es de gratificante. El juego se llama contramanillar, un suave pero firme giro aplicado al manillar transmitido a las huellas de contacto de los neumáticos a través de un rígido chasis de moto deportiva.  Conducir a El Ritmo es ciertamente lo que los fabricantes de motos tenían en mente cuando las motos deportivas evolucionaron hacia la calle.

Pero la máquina no es el aspecto más importante a la hora de aplicar El Ritmo, porque éste se puede aplicar en cualquier cosa capaz de tomar una curva. Lo más importante de El Ritmo es la actitud: en El Ritmo nadie se siente vencido o se queda con la sensación de que debe demostrar nada en el camino de vuelta. Si tienes algo que demostrar, entra en circuito.

El circuito mide tu velocidad con un cronómetro y la rivalidad directa, premiando tu agresividad y resolución para ser el mejor. El único criterio de rendimiento en la conducción por carretera es la cantidad de disfrute experimentado, no los tiempos por vuelta, la posición de llegada o los rivales batidos. Las diferencias son enormes, pero no siempre son tenidas en cuenta por los pilotos que no han descubierto la pureza en las trazadas de El Ritmo y la implicación del grupo en la conducción. Martillo en la pista. Sigue tu propio ritmo en la carretera.

Así que ya sabéis… “be water, my friend”. Encima de la moto, sin tensión (sólo la justa y necesaria), sin grandes aceleraciones ni frenadas, buen paso por curva lejos de nuestros límites y… ¡a disfrutar!.

Aquí tenéis el enlace al artículo original de Nick Ienatsch en Motorcyclist:

The Pace. Separating street from track, riding for racing. From the February, 2009 issue of Motorcyclist. By Nick Ienatsch.

Anuncios

Acerca de Xavi (Motoret)

Una frase escuchada en un spot publicitario: "Cuando naces, todo el mundo ríe y tú lloras; ve y vive tu vida de forma que cuando mueras, tú sonrías y los demás lloren". Ver todas las entradas de Xavi (Motoret)

11 responses to “El Ritmo

  • deabru

    Un buen artículo. Deja claro que disfrutar en carretera no es jugársela en carretera.

    • Xavi (Motoret)

      Desde luego. Y viene a corregir un error muy extendido en este mundillo nuestro, hablando de carretera: el mejor piloto es el que más corre. En realidad, el que más corre suele ser el que más riesgos asume (salvo escasos ejemplos de auténtico dominio de la moto), y eso dista mucho de ser el mejor piloto en carretera…

  • Javierzx9r

    Me ha parecido leer “contramanillar?” en qué quedamos??

    Un Abrazo a los dos.

  • Francesc Pineda Sicília

    Hi estem d’acord.
    Però hem de ser tolerants amb tothom.
    No tothom aconsegueix l’estabilitat emocional suficient.

    I…com es fa per fer els girs, amb contramanillar?
    A veure si entre tots en treiem l’entrellat.

    • Xavi (Motoret)

      Francesc Pineda Sicília dijo:
      Estamos de acuerdo
      Pero tenemos que ser tolerantes con todo el mundo.
      No todo el mundo consigue la estabilidad emocional suficiente.

      Y… ¿cómo se hace para hacer los giros, con contramanillar?
      A ver si entre todos le sacamos el sentido.

      Respuesta:
      No entiendo qué es lo que quieres decir exactamente con que hay que tener tolerancia con todo el mundo. Evidentemente, la tolerancia debería ser una norma general. Como debería considerarse un deber el tratar de ayudar a quien tenga un nivel de conducción inferior al nuestro, al igual que otros hicieron con nosotros, ¿no?.

      La moto, en mi opinión, es pura pasión y emoción, por lo que no creo que intentar que se conduzca una moto sin sentir estas sensaciones sea correcto. No obstante, sentir esa pasión y emoción es la que hace muy importante el tener la estabilidad emocional suficiente para que la conducción de la moto no tenga más peligros que los intrínsecos a ella. Cuando no me encuentro emocionalmente capaz de controlarme sobre mi moto, evito cogerla.

      En cuanto al contramanillar, es un tema tan interesante y que genera tantas dudas que tengo previsto el dedicarle una entrada completa. Permaneced atentos.

      Gracias por tu comentario.

  • Curso Motos Kurvnig -Francesc Pineda-

    Estamos totalmente de acuerdo en los temas sobre el placer de conducir.
    El tema de la tolerancia va por todo aquel que no consigue el control que tú has comentado: No estoy bien, no cojo ningún vehículo. Es difícil.
    Sobre las técnicas de inclinación nos encantaria establecer una plataforma de trabajo para ver si podemos construir algo que valga la pena.
    Os pasaremos nuestro granito de arena en breve.
    Estamos encantados de haberte conocido.

    A tú disposición.

    Equipo Kurving

    • Xavi (Motoret)

      Por supuesto que hay que ser tolerante y comprensivo con quien no consigue el control necesario para este tipo de conducción. Nadie nace enseñado y desde luego lo normal es tener siempre cosas que mejorar. Yo sigo aprendiendo e intentando mejorar mi conducción día a día. Si alguien con un nivel inferior al nuestro desea aprender, considero que dar rueda y tratar de ayudarle a avanzar es un buen gesto de agradecimiento hacia quienes en su día lo hicieron por nosotros y hacia quienes lo siguen haciendo.

      Por supuesto tienes razón: ¿quién no ha cogido la moto y se ha ido a dar una vuelta para despejar la cabeza de problemas y nubarrones, volviendo como nuevo?. Yo más bien me refería a un estado anímico extremo en que no se pueda controlar el puño derecho, casos nada generales.

      Tengo un post muy visual y básico sobre técnicas de conducción en curva: https://motoreteando.wordpress.com/2010/01/25/posturas-sobre-la-moto-al-tomar-una-curva/

      Como digo, es muy básico, y lo que planteamos en cuanto a la lógica y técnicas de la inclinación es mucho más amplio.

      Me gustaría mucho formar parte de la plataforma de trabajo que propones, y que pases ese “granito de arena” que nombras. De verdad que pienso que el trabajo en equipo puede darnos unos resultados fantásticos.

      Igualmente encantado de haberos conocido.

  • Francesc Pineda Sicília

    Esta mañana hemos comentado vuestra respuesta, pero no la vemos publicada, no sabemos si ha habido un error o que no ha pasado la verificación, o lo que sea.
    Queríamos enviaros nuestra aportación sobre las técnicas para inclinar una moto pero esperaremos vuestra respuesta.
    Un saludo

    • Xavi (Motoret)

      Cierto. Tengo una verificación inicial para nuevos autores de comentarios. Al haber publicado el comentario al que haces referencia con un nombre diferente (Curso Motos Kurvnig -Francesc Pineda-) al primero (Francesc Pineda Sicília), ha debido pasar por dicha verificación. Una vez autorizado el primer comentario de un autor, el resto ya aparecen automáticamente.

      Aprovecho para indicarte que he añadido una nueva página que creo será de vuestro interés, pues digamos que habéis sido vosotros quienes habéis hecho que me dé cuenta de algo que hasta ahora me había pasado por alto: https://motoreteando.wordpress.com/comentarios/

      Dicho lo cual, sentíos libres de escribir vuestros comentarios en la lengua que más cómodo os resulte expresaros.

      Un saludo, y gracias por vuestra colaboración y comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: