Cambiar de moto por 196 eur

Pues sí… he cambiado de moto. Llevaba varios meses pensándomelo, dándole vueltas, incluso llegué a plantear pedírselo a los Reyes Majos (Joia me dijo que no, que pidiera otra cosa que esa no me la iban a traer). Pero el lunes 18 de enero me surgió una buena ocasión… y finalmente el miércoles 20 me lancé a la piscina. Me fui a Madrid con un amigo, y me traje esta maravilla:

 

El Dragón Negro

¿Cómo, qué decís?. ¿Que es la misma moto que tenía?. ¡Eso es porque no sois conscientes del antes y del después!. El secreto: cambio de muelles y aceite de horquilla, subida de barras de 8 mm y ajuste de amortiguador trasero en consecuencia… ¡o cómo cambiar de moto por 196 euros!. Impresionante.

Ayer me fui a hacer el test en carretera: 520 km que me llevaron a Alcañiz por todo el interior de Castellón y Teruel. Por cierto, nadie debería colgar el casco sin recorrer, al menos una vez en su vida, estas carreteras… ¡sencillamente impresionantes!. Esta fue la ruta seguida, que he llamado El “8” de Castellón a Alcañiz:


Pero vamos a lo que interesa: El Dragón Negro, o mejor dicho, el nuevo Dragón Negro, ha ganado muchísimos enteros en carretera. Claro, llevar unos muelles tarados para piloto de 68 kg (Kawasaki dixit) y que la márfega que se sube encima pese treinta kilos más… pues no puede funcionar excesivamente bien. Así que aproveché que un buen amigo se iba a Madrid a destripar su Hayabusa en una operación de triple bypass (por lo menos, aunque era todo mantenimiento y el estado de la máquina resultó ser soberbio) y con la excusita de los muelles pasamos un fantástico día motero.

Ejem, que me desvío… El caso es que la ruta de ayer discurrió en su mayor parte por carreteras nacionales (o asimiladas) de las que a mí me gustan: buen asfalto, trazado retorcido pero perfectamente previsible (¡que viva la normativa de carreteras, el capítulo de geometría y los que la aplicamos!) y muy escaso tráfico. La suma de todo ello: repetidos orgasmos moteros durante todo el día. Por cierto, que la salida de ayer incluyó la prueba durante varias decenas de kilómetros de la Suzuki GSX-R1300 Hayabusa. ¡Dios mío, qué maquinón!. Pero eso es otra historia…

Volviendo al Dragón Negro… ahora sí. Al frenar se hunde razonablemente, algo normal (no como antes), pero sobre todo… ¡cómo pisa el neumático delantero!. La combinación de muelles más duros y la tija 8 mm más baja la han hecho más ágil… y más estable, las dos cosas a la vez. Pisa con seguridad y es mucho más rigurosa en la trazada. Los cambios de dirección son más fáciles, y la moto es mucho menos cabezona que antes. Sin embargo, no ha sido un cambio de comportamiento radical. Como ya me advirtió el mecánico (un mecánico de los de verdad, de los de reglar, arreglar y saber), la muy moderada variación de la altura de las barras, junto con el cambio de muelles, harían que notara a la Z más ágil, pero sin exageraciones. Me advirtió que mi moto seguiría siendo mi moto (lo cual me tranquilizó, pues la Z me encanta tal cual es), pero que le daría un puntito más de agilidad y diversión. Y así es.

La entrada en curva se hace con mucha más confianza, mantiene la compostura en todo momento, sólo tienes que decirle la trazada y ella la dibuja con mucha más precisión… pero además permite rectificaciones y cambios de dirección con mayor rapidez y agilidad. Aunque parezca una tontería, esos escasos 8 mm se notan (moderadamente, como todo lo anterior) en la postura de conducción: me noto cargando un poco más de peso sobre el manillar, y tengo la sensación de llevar el trasero un poco más arriba. Consecuencia: “noto” más la rueda delantera.

El ajuste del monoamortiguador consistió en aumentar la extensión dos puntos. Ya está. Me extrañó que no aumentara la precarga un punto y se lo dije, pero me dijo que así me iría mejor. Y es verdad, la moto funciona espectacularmente bien… pero aunque sea sólo por probar, le tengo que subir un punto. Si me equivoco, la devolveré a su regulación actual y en paz.

A la vuelta de Madrid hice una pequeña toma de contacto por las rápidas y divertidas curvas de Tajuña, con buenas sensaciones. Ya, ya, es autovía. La vuelta estaba prevista por Guadalajara, Sacedón, Cuenca, Albarracín, Teruel, Mora de Rubielos, Onda y Valencia, pero nos liamos con unos amigos en la capital del reino y… bueno, ya sabéis qué pasa en estos casos. A pesar de tener dos acogedores hogares para dormir en Madrid, decidimos volver en el día, y pasadas las 23:00 enfilábamos la A-3 dirección Valencia. Cuatro horas y media y cien kilómetros de niebla que se cortaba con cuchillo después, llegaba a mi casa… y justo veinticuatro horas después de haberme levantado, me acostaba, después de haber estado rodeado de motos destripadas, un par de mecánicos a los que les gusta que los dueños de las motos estén presentes mientras trabajan (ojo con meter la mano por el medio, que eso no) dándote todo tipo de explicaciones, almorzar, comer y cenar con otros moteros que venían a saludarnos (amigos de mi amigo, que ya son mis amigos)… ¡Qué gozada de día!.

Pero bueno, a lo que íbamos… ayer disfruté como nunca con mi moto. Incluso a buenas velocidades, las curvas quedaban atrás una tras otra y el asfalto pasaba por debajo de mis pies casi sin darme cuenta… ¡ahora sí tengo una moto fácil de llevar!. Evidentemente, conducíamos lejos de cualquier límite de mi Z, y lejíiiiiiiiisimos de cualquier límite de la Hayabusa de mi compañero… pero disfrutando de una conducción fluida por trazados amplios y de calidad, sin prácticamente tocar freno y casi permanentemente en sexta… alguna vez una reducción a quinta, pero muy ocasional. Debo decir que ayer recuperé sensaciones que no sentía desde hacía tiempo… concretamente, desde el verano pasado, rodando con unos compañeros y amigos realmente especiales.

Parafraseando a Macario (de José Luis Moreno): ¡qué contentostoyyyyyyy!

Anuncios

Acerca de Xavi (Motoret)

Una frase escuchada en un spot publicitario: "Cuando naces, todo el mundo ríe y tú lloras; ve y vive tu vida de forma que cuando mueras, tú sonrías y los demás lloren". Ver todas las entradas de Xavi (Motoret)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: